camiseta españa niño

Este año hay muchas e interesantes camisetas, algunas con polémica incorporada, como casi siempre ocurre. Pese a las desavenencias entre ambos clubes, la grandeza que adquirió el club madrileño dejó una anécdota reflejada en un acto llevado a cabo por el entonces presidente Santiago Bernabéu y su mano derecha en el club Raimundo Saporta durante las navidades del año anterior. La igualdad vivida en la década anterior dejó a los madridistas como los demonadores del panorama. Con el país viviendo una dictadura derechista basada en el nacionalismo denominada franquismo, el club catalán vio como el jefe de estado Francisco Franco suprimía anglicismos y lenguas en todos los ámbitos del territorio para castellanizar y unificar el estado, circunstancia que afectó también al panorama deportivo, por lo que el club barcelonista, afín a un propósito de autonomía de la región catalana vio como su denominación y varios aspectos más sufrían un drástico cambio. Las protestas, acompañadas con amenazas de retirarse del partido sguió con el lanzamiento de almohadillas y botellas por parte del público local, alcanzando una al técnico visitante Miguel Muñoz, hechos que ocasionaron la suspensión del encuentro. En las contiendas deportivas, los encuentros disputados entre ambos equipos en siguieron teniendo un predominio blanco, dejando en la historia una nueva polémica arbitral correspondiente a la final de Copa disputada en el Nuevo Estadio de Chamartín en 1968. Durante el mismo, «los blancos» reclamaron dos claros penaltis no concedidos por el colegiado Antonio Rigo, hecho que propició el lanzamiento de botellas desde la grada quedando desde entonces recordada como «la final de las botellas».

El resultado de aquella final fue favorable para los madridistas por 2-1. Debido a la circunstancias políticas del país, se suspendieron los eventos deportivos de nivel nacional y hubo que esperar al final de la guerra, en la temporada liguera de 1939-40, camiseta españa 2020 para ver un nuevo enfrentamiento. En Cataluña sin embargo, el nuevo deporte crecía a pasos más agigantados y se disputaba ya la primera competición que hubo en España, la Copa Macaya. Con la llegada del jugador los madrileños consiguieron de forma consecutiva cuatro títulos de Liga, mientras que alzaron cinco Copas de Europa -también de manera consecutiva-, dos Copas Latinas y una Copa Intercontinental, resaltando dos dobletes de Liga y Copa de Europa en las temporadas 1956-57 y 1957-58, hazaña que solo ha vuelto a repetir en la temporada 2016-2017. Sin embargo, no sería hasta a partir de la siguiente década cuando se desmarcarían respecto a sus rivales.

Pese al escaso bagaje de los catalanes, se produjo tras las primeras cinco Copas de Europa logradas por los madrileños la primera eliminación de estos en la competición. Hecho especial se produjo a finales de la década cuando los dos equipos se enfrentaron por primera vez en una competición internacional. En los primeros años era el conjunto barcelonista el que de la mano de su figura Ladislao Kubala llevaron la iniciativa hasta que se produjo uno de los hechos que más contribuyeron a la histórica rivalidad: el fichaje de Alfredo Di Stéfano. Una curiosidad de esta época fue el ver como dos de los jugadores más emblemáticos de ambos clubes, Ladislao Kubala y Alfredo Di Stéfano, lucieron ambas camisetas. Ladislao Kubala entrenador y emblemático exjugador del C. F. Barcelona llevaba casi trece años sin ver a su familia debido a los conflictos políticos de los países del régimen comunista, entre los que se encontraba Hungría -su país natal-, y España -aún bajo la dictadura derechista-.

Ante los hechos, el enfado del club barcelonista le hizo renunciar a sus derechos vendiéndole su parte al club madrileño. Con la nueva década el equipo barcelonista comenzó una etapa mejor que las predecesoras, camisetas futbol 2021 aunque pese a contratar para sus filas al jugador neerlandés Johan Cruyff -considerado posteriormente como uno de los mejores futbolistas de la historia- no pudo tampoco doblegar a los madrileños que sin embargo no ofrecieron un potencial tan abrumador como años atrás. Desde su contratación, el club madrileño se convirtió en el mejor club del panorama futbolístico, cambiando el rumbo de la entidad. Y todavía queda lo mejor. Así, los éxitos logrados durante la segunda mitad de los años cincuenta y la década de los años sesenta consiguieron que los capitalinos lograsen distanciarse respecto al resto de equipos en materia de títulos y palmarés. En campo visitante los blancos consiguieron sacar en Liga un empate a cinco, y una victoria por 3-0 en la capital, mientras que en la edición de Copa una victoria por 3-1 de los catalanes desataría las primeras rencillas entre ambos conjuntos.

Deja un comentario